• Jesus Pacheco

Reseña: Bandana de Freddie Gibbs & Madlib

Actualizado: jun 28


MadGibbs es un súper dúo formado por el reconocido productor de Oxnard, California. Madlib y el rapero de Gary, Indiana, Freddie Gibbs. Ambos comenzaron lanzando un puñado de EPs a lo largo de la década pasada, pero no sería hasta 2014 cuando se dio a conocer su icónico debut de larga duración ‘Piñata’. Pasaron 5 años para que el dúo lanzara su tan esperado segundo álbum.


Aunque inicialmente era una combinación un tanto desconcertante, estaba claro por qué funcionaba. Crudo, molido, abstracto y un poco vertiginoso, como ver un robo a mano armada estando drogado. La combinación tenía una sensación casi neo-blaxploitation.

Esta fórmula ganadora permanece en su mayoría sin cambios en este nuevo proyecto, pero algunos cambios bien estudiados logran mejorar el resultado. El cambio de tono está más bien representado por la nueva lista de colaboradores. Mientras que ‘Piñata’ se basaba principalmente en un grupo de raperos que podrían dar forma al futuro (Earl Sweatshirt, Mac Miller, Danny Brown, etc.), ‘Bandana’ contiene un grupo mucho más consciente (Killer Mike, Black Thought, Yasiin Bey, Pusha T)

De manera similar, mientras Pinata tenía los pies en el pasado y miraba hacia el futuro, Bandana se siente un poco más interesada en el ahora. Madlib utiliza más cambios de beat que la última vez para que el álbum se sienta mas espontáneas. Los versos de Gibbs son firmes e imparciales, pero hace un esfuerzo más concertado para hablar sobre política, eventos actuales y el estado de su comunidad en todo momento. El mismo espíritu que inspiró esta colaboración improbable es el mismo espíritu que mantiene a los dos artistas impulsando y probando cosas nuevas.

El realismo gángsters podría haber sido un nuevo territorio para Madlib en ese momento, pero los dos sacan la magia el uno del otro. "La mierda es tan real, tengo que usar nombres falsos / Cada vez que duermo, las caras muertas ocupan mi cerebro", dice Gibbs en ‘Fake Names’. El enfoque de sus barras coincide con la profundidad de las instrumentales. La producción es más lujosa y más descentrada de lo que solía ser la típica de Gibbs, empapando cada verso en una capa de mugre para igualar su agresión, demostrando que puede rapear en beats sobre los que pocos raperos podrían hacerlo.

Los estilos del dúo giran entre sí poderosamente. 'Half Manne Half Cocaine' se abre con un beat duro y notablemente contemporáneo, algo inusual para un músico como Madlib, que a menudo busca los samples más polvorientas para revivir. A mitad de la canción, giran hacia un nuevo territorio salvaje y suelto, el jazz se desvanece en torno a los versos de Gibbs. Es digno de escalofríos.


Para toda la energía vertiginosa e ingobernable, cada canción en Bandana fluye para hacer un trabajo poético y conmovedor. Desde los versos de de Pusha T y Killer Mike en 'Palmolive', hasta el tierno 'Soul Right', el ritmo, el detalle y la habilidad son abrumadores.

Mientras que la mayoría de los temas se sienten como piezas que se agregan a un todo, 'Education' con Yasiin Bey y Black Thought vive como una declaración enfocada a la injusticia. Madlib coloca un piano cansado y una voz de soul inquietante para establecer el tono. Los tres hombres entregan su mejor esfuerzo. "Puede que no esté aquí, siento que podría irme", advierten todos en sus versos, haciéndose eco de las palabras de los demás a pesar de las diferencias artísticas. Ya sean raperos “conscientes”, o raperos gángsters, o queridos indie, todos se enfrentan a la misma lucha. Es la belleza de MadGibb capturada en breve.

Para cuando llegamos a los sintetizadores altísimos de"Soul Right" que cierra el álbum, se siente como un bop victorioso bien ganado en la puesta del sol, con Gibbs declarando "No puedo guardar rencor, mis manos están demasiado ocupado atrapando bendiciones ".

A pesar de todo lo que ha visto y hecho, Freddie Gibbs parece estar listo para una nueva fase de vida menos tumultuosa, y los dos hombres conocidos ocasionalmente como MadGibbs se han graduado con éxito de rapero y beat maker a dúo sinérgico en toda regla de sacar lo mejor de sí mismo. en el otro.


Lo que hace que este proyecto sea realmente especial es su profundidad, las barras de Gibbs te llevan a sentir su experiencia vivida. Sus historias están cuidadosamente escritas con detalles ingeniosos, patrones de rimas hipnóticas y entonaciones sorprendentemente conmovedoras. Y todas las pequeñas peculiaridades instrumentales, los evocativos cortes vocales y las imperfecciones en los beats solo aumentan la intensidad. Madlib no necesita rapear para transmitir su energía, puedes sentirlo en cómo une cada canción.

En ‘Bandana’ encontrarás otro clásico instantáneo con matices que probablemente lo mantendrán allí durante décadas. Con esta review solo se araña la superficie.

53 vistas

©2020 por RYRNA.