• Adan Ibarra

El Norte, la próxima gran potencia en el Hip-Hop de Latinoamérica

México, tal vez el país de habla en español más importante en el medio artístico en cualquiera de sus rubros, la pequeña línea que nos divide del sueño americano hace que la mayoría de artistas quieran e intenten triunfar aquí, y con el género urbano siendo el nuevo pop, existe una gran migración de cultura musical callejera al país.


Podríamos pensar que esto genera que la industria musical nacional sea de mucha competitividad... sin embargo es todo lo contrario; el consumo extranjero en el género urbano es indispensable, esto ha llevado a que México tenga una falta de identidad y crea como consecuencia artistas faltos de raíces, que intentan embonar en caracteres de otras culturas hacia la suya.


Cartel de Santa siendo el exponente más escuchado de “rap” en Mexico nos demuestra el pobre avance del género, Reik siendo el más vendido y categorizado como “urbano” por melosas colaboraciones con artistas de reggaeton ha hecho que el país esté dando lástima en la industria urbana.


Sin embargo, en los últimos dos años ha habido un crecimiento enorme en cuanto al género urbano en México por su zona norte. Estados como Nuevo Leon (específicamente la ciudad de Monterrey) , Sinaloa y Baja California han logrado consagrar a nuevos artistas del género que hacen que logren destacar sobre los cientos de puertorriqueños (e intentos de ellos de otros paises) que se encuentran en el juego.


Gera MX junto a Erick Aragon, vocalista de Grupo Codiciado

Por un lado, en México se tomo los tintes del hip-hop en cuanto a experiencias en la calle, agresividad y estilo de vida llenos de lujos en los intérpretes del regional mexicano, músicos como Natanael Cano, Legado 7, Grupo Codiciado, Abraham Vazquez, Herencia de Patrones y T3r Elemento cumplen con esta imagen del pandillero que salió del barrio lleno de violencia para hacer música, mezclando sonidos del rap con el requinto y el acordeón, trayendo un estilo Californiano en apariencia pero con acento Sinaloense, ¿extraño no? Tal vez lo es, sin embargo son los nuevos dueños de la zona norte, estos denominados “corridos verdes” han hecho que veamos la nueva ola de adorar la violencia causada por el narcotrafico en el area fronteriza entre México y E.U.A, tal vez lo más parecido al trap de Atlanta en español sea lo que emerge de todo Sinaloa y Tijuana, y como no serlo si ellos mismos nombran como influencias a Migos y Future.


Los artistas americanos ya aceptaron este nuevo junte de cultura musical, ya que una leyenda como Too $hort decidió colaborar con el grupo de la innovadora disquera Rancho Humilde, Legado 7, a continuación un fragmento de la canción de Too $hort junto a Legado 7 y DJ Khaled en el Tema Sexy Dancer.



Pero en Sinaloa han logrado surgir y destacar artistas que representan enteramente la ideología y las bases del Hip-Hop, D Krugga es uno de ellos.

El mazatleco comenzó su carrera musical adentrándose en batallas de Freestyle (en donde se enfrentó a leyendas de estas mismas como su batalla contra Aczino), lugar donde logró dominar hasta ser denominado como la pesadilla de muchos raperos (así como Freddy Krueger), forjando sus técnicas de flow, wordplay, punchline y otros aspectos vitales para ser considerado como un rapero habilidoso, así fue como Diego consiguió a base de las batallas todo su estilo propio.


Durante los últimos meses Krugga ha estado muy activo y ha cautivado la atención del norte debido a sus habilidades en el rap.




Del mismo Sinaloa, los mochitecos Cozy Cuz y Fntxy son artistas que ya llevan tiempo haciendo fuerte ruido en la escena nacional, siendo precursores de esta nueva mezcla entre el estilo, vivencias y la jerga del regional mexicano sobre instruméntales 808, el dúo conocido como La Plebada se podrá sentar en unos años sobre un trono de innovación en el Hip Hop del país ya que desde su surgimiento, han influido fuertemente en esta nueva ola de raperos que calientan las calles.


Cozy Cuz

Hablando de calor, desde Baja California, el mexicalense que esta tomando al juego con las manos y no se inmuta, es ROBOT, un rapero que ha logrado ascender de una manera muy rápida para lo poco que lleva en los reflectores de la industria, colaborando con grandes raperos ya establecidos y con basta trayectoria como Akapellah y Gera MX. Parece que el haber nacido en la ciudad más caliente del país le acostumbró a solo lanzar fuego porque no se mira que va a bajar nivel en un buen tiempo.

Por otro lado se encuentra Monterrey, con artistas más apegados a un rap alternativo: sin entrar en controversias de imagen ni líricas, más mezclas pop y electro, coloridos y llenos de emociones, así es como pinta Monterrey trayendo lo más iconico del cambio creativo emocional del género a México, dandole ese balance necesario para que sea escuchado por todas las edades, estilo de personas y en cualquier lugar.


Se logró dar el salto de una escena estancada en el sonido e imagen del típico Californiano Chicano con el sticker de “Brown Pride” en un viejo Chevy a una imagen de caleidoscopio debido a los distintos colores, personas y estilos que brinda la nueva escena en Mexico.


Artistas del sello de No Pedí Permiso logran dar las palabras que el país necesitaba para ser puntero en el género, tienen de meta ser el sello más grande en música urbana en Latinoamérica en esta próxima década, subiendo el nivel en Monterrey mientras en Sinaloa se “pelean la plaza” con tanto exponente joven atrevido a romper los panoramas combinando la música regional con el rap de Atlanta y Los Ángeles.


Riosse, miembro del colectivo No Pedí Permiso

Y aunque a primera vista, los exponentes del Norte parecen ser de otros géneros, sin embargo en la deconstrucción de su música nos encontramos con fuertes rasgos ya sea líricos o de producción, los cuales son totalmente influenciados por el Hip-Hop y en la vía en la que ellos se encuentran se les puede categorizar como un Hip-Hop que experimenta con distintos subgéneros, al avance de sus carreras vemos cómo terminan entrando de lleno al género como Natanael Cano con su más reciente álbum Trap Tumbado en donde se encuentra con Lil Tecca y con ROBOT, aunque sea un álbum genérico en la industria por su sonido envuelto en lo que sobra en esta generación, si debemos aplaudir el hecho que para llegar ahí tuvo que tomar distintas rutas musicales las cuales siempre añadía toques de nuestro género, así como demás artistas mencionados.

133 vistas

©2020 por RYRNA.