• Ariana Aquino

Endless; Reseña

Cuando Endless finalmente se estrenó, ya había murmullos apagados de un "álbum real" que saldría al día siguiente, uno que presumiblemente existiría independientemente de un video experimental de construcción de escaleras, incluso después de tantas promesas y decepciones, los fanáticos seguían esperando aún más de Ocean.





Tampoco ayudaba que Endless fuera visto por muchos como una mera estrategia lanzada por Ocean como un medio transparente para satisfacer los requisitos de su contrato con Def Jam, lo que le permitió liberar a Blonde de forma independiente. Desplazado por la sombra de Blonde, solo para transmitir exclusivamente como un video de 45 minutos en Apple Music, y visto por muchos como poco más que una estipulación de contrato melódico, no es difícil decir por qué Endless pasó desapercibido.


En el cuarto aniversario del estreno del álbum, ahora parece lamentablemente evidente que Endless está destinado a seguir siendo infravalorado cuando se le compara a otros proyectos de Frank Ocean. Mucho más que la banda sonora de una pieza de arte visual, Endless es un testimonio de la profunda facultad que Frank exhibe sobre su oficio, repleto de extremo a extremo con paisajes sonoros de ensueño, falsete trascendente y dominio de la composición, todo lo cual queda al descubierto, incluso la idea de dar a los oyentes una pieza para referirse al proceso creativo de algo.


Curiosamente, esto se alinea directamente con el simbolismo que Tom Sachs, el principal colaborador de Frank en el elemento visual del proyecto, quien dijo en una entrevista con Pitchfork:


"Cuando está construyendo, lo ves literalmente construyendo cada componente de esta compleja estructura. Cada escalera es una caja de madera contrachapada. Y ves el grano final de madera contrachapada. Ves cada escalera apilada una encima de la otra en una columna central de acero que está soldada y atornillada al suelo. Entonces, hay una transparencia en el edificio que es igual a la transparencia en la música [...] La música de Frank es simultáneamente compleja y simple. Pero no importa cómo lo corte, puede escuchar lo que está sucediendo. Y hay sonidos que no son sonidos musicales que se usan musicalmente para transmitir un estado de ánimo. Y todo eso es transparente y ayuda a comunicar cómo se hizo la música ".





Examinado en este contexto, el álbum adquiere un significado completamente nuevo. Si las canciones de vez en cuando se sienten crudas o sin pulir, esto podría estar al servicio de un objetivo mayor; para mostrar que las canciones ocasionalmente toman la forma de bocetos en lugar de retratos.




Tomemos, por ejemplo, la sorprendente colaboración de Ocean con Sampha: "Alabama". Con un tiempo de ejecución de solo 1:24, los únicos elementos presentes son un verso y un coro previo, y sin embargo, la canción no parece que termine prematuramente. La perspectiva de una colaboración entre estos dos talentos generacionales deja a los oyentes con ganas de más, pero no hay garantía de que una canción más larga hubiera sido mejor, las canciones pueden llegar antes de que un verso o un puente que no encaja las arruine y un ejemplo de esto podría ser "Alabama", donde diferentes cortes forman la canción, lo cual también se hace común en el álbum.


Notablemente, así como la escalera que Frank construye en la película Endless funciona mucho mejor como una suma que sus partes dispares, esto es igualmente cierto para la música que acompaña al visual.


Cuando "Hublots" se desvanece después de otro corto tiempo de ejecución, pasa a la perfección al interludio etéreo inquietante "In Here Somewhere", que sirve como el puente perfecto para el corte de cuerdas de "Slide on Me", que ofrece una resolución clara.

Con esto en mente, no es difícil imaginar cuánto de este efecto podría haberse perdido si el álbum hubiera estado disponible para su transmisión. Deconstruida por partes, dispersa en diferentes listas de reproducción y fuera de contexto, la belleza del álbum, sin duda, se habría perdido. El hecho de que todavía no se haya lanzado en este formato hoy, a pesar de que se haya enviado una versión remasterizada en vinilo y CD, habla de la forma muy específica en que Frank pretendía que los oyentes digirieran el álbum.


Un dato bastante curioso es que Endless está disponible en PornHub, de manera ilegal al igual que en cualquier otro lado fuera de Apple Music.





Endless se ve reforzada por sus momentos más minúsculos, que a veces son los más profundos.

Las letras y la narración están a la altura de los estándares de Frank Ocean, proporcionando viñetas notables que lo muestran pensando simultáneamente en el panorama general y los pequeños detalles de la vida.


“Paz a los santos, paz a las personas que creen conocerme”


'Comme des Garçons' es una pista vivaz con un ritmo alegre sobre el que Frank fluye, describiendo una experiencia romántica aparentemente breve que es interrumpida por la explosiva aparición de 'Xenons'.

Trabajando a través de sintetizadores y bajos retumbantes, Frank suena en el aire sobre la escena del caos. En poco tiempo, aterriza a los pies de 'Wither'. Ahora, en terrenos más tranquilos, mantiene un tono sombrío y tranquilo, respaldado solo por un mínimo de guitarra y acordes. Es como si lo escucháramos desde la habitación de al lado, transmitiendo la idea de que este es un momento increíblemente privado dirigido a su amante, ya que comienza explicando la necesidad de destruir algo viejo para crear algo nuevo, haciendo referencia al momento de desorden que fue 'Xenons'. No está claro exactamente a qué se refiere inicialmente, sin embargo, más adelante visualiza su futuro con su amante, y que sus hijos los verán a ambos en pleno crecimiento en el verano de su vida, así como en el invierno:



“Espero que lleguen para verme marchitar”.


Esta escena que junta varias canciones representa la historia de un amor que terminó, y que si bien no va a regresar, Frank aparentemente le desea el bien; Frank divide el álbum en distintas canciones porque se tratan de momentos sumamente diferentes, y representa sus propias emociones a través de diferentes sonidos, podríamos describir al mismo Frank como un hombre enigmático, y a decir verdad lo es, pero vive situaciones que la mayoría hemos vivido, y las narra de una manera tan personal y específica que termina de la misma manera en los oídos de quién las escucha.





Aún así, la llegada de la versión con calidad del CD permiten escuchar una canción como "Rushes" a través del lente de su mezcla actualizada y por ende hay apreciación más completa de las armonías vocales de Jazmine Sullivan que puntúan la segunda mitad de la canción. Esto también es cierto para "U-N-I-T-Y", donde es notable cómo las texturas difusas de la canción se componen de capas de sintetizadores melódicos que se apilan uno encima del otro.


Endless es un álbum donde, como Tom Sachs mencionó en la cita anterior, el "estado de ánimo" ocupa un lugar central. Esto es cierto para canciones como "Comme des Garçons", así como lo es para la naturaleza tan peculiar de "Mitsubishi Sony", y tono de "Wither".





Para un álbum poco organizado, sus cualidades desordenadas fortalecen la experiencia general al plasmar una gran cantidad de ideas en un disco que roza la marca de los 45 minutos, siendo la contraparte abstracta de Blonde y aunque Blonde será históricamente el esfuerzo más reverenciado de los dos por tener un concepto más desarrollado y detallado, con Endless, Frank se sumerge en la vanguardia.







En última instancia, entiendo que es mucho pedir a los oyentes que aprecien un álbum como Endless como un cuerpo de arte coherente, particularmente teniendo en cuenta la naturaleza intrincada de su lanzamiento y el hecho de que no está disponible para aquellos que no tenemos Apple Music. Dicho esto, creo que esto es algo que Frank anticipó antes de su lanzamiento, la escalera de caracol que Frank construyó en el visual tenía la intención de simbolizar el concepto de infinito. Sin embargo, en los últimos segundos, antes de que la película se corte en negro, Frank sube su escalera y alcanza su ápice. En el clima de la música moderna, no existe el infinito, solo hay un proceso interminable de creación. Endless








No olvides escuchar "Slide On Me" ft. Young Thug



61 vistas

©2020 por RYRNA.