• Sagax

Las mejores portadas de la década


¿Qué tan importante es la portada de un proyecto musical? Para algunos es insignificante, para otros es importante, esforzándose en alcanzar armonía entre la imagen y la música que contiene el álbum, y para los más vanidosos, es una oportunidad de demostrar su belleza, su estilo o sus posesiones. Lo cierto es que este "artwork" será la primera impresión que tendrán los escuchas, y muchas veces, una portada atractiva o interesante puede desde atraer nuevos seguidores hasta convertir el álbum en un símbolo mediático que puede llegar más allá de los límites de la música. En RYRNA, te preparamos un recuento de las mejores portadas de la década pasada, dónde varios músicos trabajaron con diversos artistas visuales para, con ayuda del color, la forma y la composición, crear imágenes que tuvieran un lugar dentro del discurso de cada álbum. Fotografías, dibujos, diseños y símbolos componen este conteo. Sobra mencionar que nuestra opinión es totalmente subjetiva y el título de "las mejores portadas" siempre dependerá del espectador que las esté apreciando.


Blond(e) - Frank Ocean (2016)



4 simples elementos componen esta portada: la palabra "blond" escrita con la tipografía Futura SH Bold (la última canción "Futura Free" podría aludir a esto), una fotografía de Frank Ocean, un código de barras (¿referencia de la música como producto?) y el conocido símbolo de "contenido explícito". Una composición sencilla... pero soberbia. La fotografía del cantante/rapero es, sin duda, el centro gravitacional de la imagen. En ella lo podemos apreciar en un espacio oscuro, siendo alumbrado por algo, tal vez el flash de una cámara o la luz de otra habitación, con una mano sobre la cara llenándose de lágrimas. Tomada por el fotógrafo Wolfgang Tillmans en 2015, sus mayores atributos son la atractiva iluminación en un costado del cuerpo de Frank y la proporción espacial geométrica de 4:3. En cuanto a la pose y expresión del músico, retratan fielmente el contenido romántico-depresivo-sensible que podemos encontrar a lo largo del álbum. Esta portada ya es legendaria y hay pocos jóvenes de entre 20 y 30 años que no la reconozcan. Una imagen espectacular para un álbum espectacular.


Die Lit - Playboi Carti (2018)



Esta fotografía raya en lo surreal. Podemos ver a un grupo de gente, de todas las edades, estilos y etnias, dentro de una especie de bodega, a la mitad de un agresivo moshpit. En el aire vemos a Sir Cartier haciendo una pirueta de stunt, manos levantadas con señales obscenas, Air Jordan 1 en los pies y un par de bolas de demolición colgadas en el fondo de la imagen. ¿Qué hace toda esta gente ahí?, ¿Carti se rompió el cuello al caer? y ¿Qué va a ser demolido por las grandes esferas de acero de atrás? Las respuestas son: para grabar el videoclip de "R.I.P.", no y toda la industria del Hip-Hop. No podemos imaginar una mejor portada para representar lo que Die Lit es: desobediencia, descontrol, irracionalidad, irreverencia y todas las palabras con el prefijo "des-" e "i-" que sepamos. Todo en blanco y negro para darle todavía más protagonismo a las figuras.


KOD - J. Cole (2018)



"This album is no way intended no glorify addiction", menciona la leyenda en la parte más alta de una pintura que retrata a J. Cole con una capa, lleno de joyas y hasta un corona, como a un rey. Debajo, o mejor dicho, dentro de él, podemos ver una fila de niños que, mientras consumen drogas, están formados en una fila que los conduce hasta la muerte, representada por una calavera azul a la altura del corazón del rapero. La expresión del supuesto "rey" es de vacío, de dolor, ni siquiera podemos ver sus pupilas ya que están completamente desorbitadas. Es triste el camino de las adicciones, triste y fatal como lo quizo poner Cole en KOD, álbum de 2018 que surgió por la preocupación del rapero por las nuevas generaciones sumergidas en una glorificación de las drogas y el placer. Tan sólo después de su lanzamiento, grandes estrellas y promesas de la música como Mac Miller y Juice Wrld sucumbieron ante el consumo irresponsable de estupefacientes y dieron por terminada su vida. Un mensaje claro e impactante transmitido con una intensa gama de colores y figuras que se compagina perfectamente con el contenido y la vibra de la música.


Yeezus - Kanye West (2013)



Originalmente, George Condo, el creador de la portada de MBDTF, le había entregado varias propuestas a Kanye West para "Thanks God For Drugs", el supuesto nombre del aclamado álbum minimalista que terminaría siendo llamado "Yeezus". No fue hasta las últimas semanas antes de su lanzamiento que Ye optó por cambiar el nombre y eliminar cualquier imagen o figura de la portada de su álbum. Así, podríamos decir que la portada de Yeezus es simplemente un cuadrado rojo en la parte derecha de la caja: la estampa que lo mantiene cerrado. No podemos ver ni siquiera su nombre en la portada. Claramente, el rapero quizo resaltar la búsqueda de lo sencillo, de lo primordial, de lo que apela a los sentimientos más básicos que podemos encontrar dentro de la producción y la temática de este fabuloso proyecto. Una portada minimalista para un álbum inspirado en esto, que podría ser comparada con los diseños de la Bauhaus en Alemania y del arte suprematista de Rusia, ambas corrientes surgidas en el periodo de entreguerras (1919-1935). Un verdadero ícono de la cultura popular y musical de los últimos años.


Atrocity Exhibition - Danny Brown (2016)



Creada por el director creativo Tim Saccenti, quién ha trabajado con Post Malone, Miguel y es el creador de las famosas portadas de Run The Jewels, la portada de "Atrocity Exhibition", el tercer álbum de estudio de Danny Brown, es una obra de arte de pies a cabeza. En el centro una fotografía de Danny con algunos elementos abstractos, destacando un cráneo amarillo como "despegándose" de su cara, y una gran combinación de colores, resaltando el violeta, el azul y el amarillo sobre el fondo púrpura oscuro. Podemos ver el nombre del rapero y el nombre del álbum en un marco con una tipografía editada. La vibra de la imagen también nos habla mucho del contenido del álbum, inspirado en una canción de Joy Division. Drogadicción, pensamientos suicidas, brutalidad y un triste pero divertido culto al hedonismo, ideas que formaron esta imagen que parece ser la del fantasma de Danny. Esta portada se encuentra en la línea delgada entre el terror y la belleza.


To Pimp A Butterfly - Kendrick Lamar (2015)



Hombre de color con licor y fajos de billetes en mano como símbolo de éxito material. Abajo a la derecha un niño alza las manos como si de un pájaro se tratase, representando la libertad. Un hombre blanco, presuntamente un juez, sosteniendo con debilidad su mazo, derrotado y muerto en el piso... El cover art del aclamado To Pimp A Butterfly está basado en la mítica novela de Harper Lee, "To Kill A Mockingbird", novela acerca de Tom Robinson, un hombre negro acusado injustamente de violar a una mujer blanca. Esta fotografía, tomada por Denis Rouvre, es la revolución, o mejor dicho, la victoria de una revolución que busca ponerle fin al racismo sistémico que sufre la comunidad afroamericana en EUA y, probablemente, en todo el mundo. El álbum, como muchos sabemos, aborda, denunca y analiza la posición de dicha comunidad en la sociedad contemporánea: falta de oportunidades, injusticia social y brutalidad policiaca. La portada sitúa a Kendrick en un espacio donde desde hace años músicos afroamericanos han expresado, cada uno mediante su plataforma, los disgustos ocasionados cuando los derechos civiles de su comunidad son pisoteados. Personajes quienes pavimentaron el camino de la música de protesta.


Rodeo - Travis Scott (2015)



Rodeo fue el álbum con el que Travis Scott saltó a la fama, adjudicándose un lugar dentro de los mejores exponentes del rap comercial. Su portada, también conocida y reproducida casi hasta convertirse en un meme, es una fotografía sencilla dónde podemos ver una figura de acción del mismo rapero, con expresión de éxtasis, encima de un monster truck miniatura que seguramente se controla por medio de un control remoto. Estos elementos le dan a la portada un ambiente agresivo pero también relajado, maduro pero infantil, y creemos que no sólo simboliza la llegada a la madurez de Travis, sino que trata de poner en un contexto visual la soltura y energía de canciones como "Antidote", "90210" y "3500".


Some Rap Songs - Earl Sweatshirt (2018)



Este proyecto, el tercer álbum de estudio del misterioso rapero de LA, fue quizá el más esperado y hypeado por sus seguidores y la comunidad de rap underground en general. Sus beats rayan entre el jazz y la psicodelia, creando una atmósfera muy adecuada para las rimas de Thebe sobre la lucha contra la depresión, su búsqueda espiritual y el duelo que enfrentaba para asimilar la muerte de su padre. La portada parece sonar sobre la misma frecuencia: una selfie que parece ser tomada con un movimiento rápido de abajo hacia arriba, creando un efecto de alargamiento, confuso y empañado, dónde odos los contornos pierden su forma. Psicodélico, sí. Minimalista, también. Hasta los colores cálidos crean una remembranza de la calidez del hogar y la familia, otros temas que el rapero disecciona con sutileza.


Kids See Ghosts - Kids See Ghosts (2018)



Creación de Takashi Murakami, uno de los artistas más importantes de la actualidad, la portada del álbum debut de la agrupación compuesta por Kanye West y Kid Cudi vibra enormemente con colores cálidos en la parte superior y colores fríos en la parte inferior. Esta ilustración fue realizada con acuarelas en el caso del paisaje, los árboles y el monte Fuji que se alza en el fondo, y con pintura acrílica en el caso de los "individuos" que aparecen en el centro del dibujo, presuntamente fantasmas. Una pieza de arte moderno que ofrece un atractivo visual resultado del alto dinamismo que encontramos entre los colores y los trazos, contrastando en gran medida el estilo caricaturesco de los personajes con el estilo más conservador, procedente del ukiyo-e japonés de finales del siglo XIX, que podemos encontrar detrás.


Big Fish Theory - Vince Staples (2017)



La fotografía original de este trabajo es una pecera sobre una mesa siendo alumbrada desde la parte derecha, con un pez dorado dentro que parece que está posando. El arte del álbum es simplemente un súper acercamiento a la parte de la cabeza del pez, dónde lo que más resalta es la armonía del color azul del agua y las tonalidades de anaranjado que podemos observar en la piel del vertebrado al ser iluminado, junto con el ojo negro que sobresale en el centro. El pez parece tener una expresión de incredulidad. Esta es una imagen que entra dentro de la categoría minimalista y combina perfectamente con un disco lleno de beats influenciados en la música electrónica y el G-funk. Un excelente trabajo de Alexander Bortz, fotógrafo que ha trabajado en álbumes del A$AP Mob y en diversas campañas junto a Prada y Hermes, llamado por Vince para la portada de su aclamado segundo álbum de estudio.


Death Grips - The Money Store (2012)



Basada en una fotografía callejera de la Folson Street Fair en San Francisco (feria organizada por hombres homosexuales vestidos con cuero y otros elementos fetichistas), la portada del álbum debut de la banda liderada por MC Ride es un dibujo, de estilo manga, en dónde podemos ver a una niña fumando un cigarro y sosteniendo con una cadena a una especie de transexual, topless, con una máscara de cerdo y rasguños en su pecho con la leyenda "DEATH GRIPS". En la expresión de la pequeña niña podemos ver preocupación, en los ojos del esclavo sexual podemos ver esperanza y amor. ¿Qué trata de proponernos esta imagen? Hipersexualización de la juventud, violencia, sadomasoquismo, vicios. Dígamos que es una carta de presentación de todo los temas que aborda la agrupación de hip-hop/punk/experimental en este álbum. El blanco y negro aquí otorgan protagonismo a las 2 figuras que contrastan con su fondo.


Awaken, My Love - Childish Gambino (2016)



La portada del álbum que lanzó a Childish Gambino al estrellato, de la mano de su exitoso single "Redbone", es una impactante fotografía de la modelo afroamericana Giannina Antonette Oteto. La podemos ver con ojos desorbitados y una expresión facial que se encuentra entre el dolor y el placer. El adorno que rodea su cabeza es una pieza diseñada por Laura Wass en una lujosa joyería de Brooklyn llamada WXYZ Jewelry. El fondo resalta porque parece ser un "zoom" de la piel de la misma modelo, dónde podemos apreciar sus poros y una ligera capa de humedad que crea un juego de reflejos y luces muy interesante. La fotografía parece ser como un tributo a los rasgos africanos que la comunidad negra de Estados Unidos siempre ha mantenido en su sangre y transmitido a las nuevas generaciones a través de las artes y la música. Un gesto bien logrado por el fotógrafo Ibra Ake.


Brick Body Kids Still DayDream - Open Mike Eagle (2017)



Un álbum dedicado a la vida callejera de Chicago que es capaz de mostrarnos un lado diferente de lo que se conoce de las peligrosas calles de SouthSide. La ilustración que el rapero eligió fue la de un complejo de edificios con departamentos conocidos como Robert Taylor Homes. Estos fueron demolidos en 2007 pero albergaron una gran cantidad de familias afroamericanas que conformaron una comunidad dónde además de pandillas, drogas y el olor de la cocina de la abuela, se dió arte en forma principalmente de rap y artes plásticas. Podemos apreciar a cada edificio como una "persona", haciendo una señal y vestida de blanco. Una excelente portada, con una buena paleta de colores, que da un sentimiento de unión entre los habitantes de dicha comunidad que influenció en la vida y obra del rapero Open Mike Eagle y le ayudó a trasmitir su idea de lo que fue crecer dentro de esta zona de la ciudad.

137 vistas

©2020 por RYRNA.