• Adan Ibarra

El mayor error de Lil Wayne



Firmar un contrato que te genere una ganancia de 100 millones de dólares suena bien para cualquier persona, pero cuando tenías la oportunidad de ganar al menos cuatro veces más que eso, ¿realmente suena a un buen contrato?


Lil Wayne vendió los masters de todo el catálogo de Young Money Entertainment a Universal Music Group, la mala decisión no solo incluye los álbumes de Weezy sino que también de los monstruos de ventas Nicki Minaj y Drake.

Drizzy firmó un contrato exclusivo con UMG y Republic Records, Dark Lane:Demo Tapes forma parte de los primeros trabajos lanzados bajo esta nueva unión, pero los proyectos desde So Far Gone hasta Scorpion, han resultado afectados por esta venta que realizó Tunechi.

Drake género más de 8 millones de dólares en un día con la salida de Views, con Scorpion después de lograr el billón de reproducciones en Apple Music se estima que consiguió cerca de 80 millones de dólares, Hotline Bling le generaba a Drizzy 3 millones de dólares a la salida de Views en Spotify (recordemos que Views fue exclusivo de Apple Music por una semana, estrategia que parecía arriesgada pero terminó por ser perfecta), con estos números creados sólo por un artista es cuando nos comenzamos a preguntar, ¿realmente fue buena idea de Lil Wayne el vender los masters de Young Money?

Nicki Minaj cuenta con su discografía platino (si, todos sus proyectos son platino), lo que significa un gran ingreso económico y lo respalda el hecho de que históricamente, Queen es la rapera con más ventas de todos los tiempos, aunque para muchos su corona se está oxidando, lo que no se oxida es su cuenta de banco ya que cada día sigue viéndose más y más verde, este año recién consiguió un sencillo #1 junto a Tekashi 6ix9ine.

Al darnos cuenta de los números que generan estos dos artistas, el hecho de ver los de Weezy es innecesario ya que también es de los raperos con más ventas en toda la historia, logrando ser platino en una sola semana tanto con Tha Carter III y Tha Carter IV.

El catálogo de Young Money no vale 100 millones, de hecho, el catálogo de ninguno de estos 3 gigantes de la industria vale eso, estos trabajos podrían ser vendidos fácilmente en 500 millones de dólares y sería un precio justo, considerando que además de la discografía de Lil Wayne, Drake y Nicki Minaj, también estan otros proyectos como los de Tyga y además los álbumes compilatorios de YM.


Los masters es la propiedad más importante en una grabación, es la grabación “madre” por así decirse, con ella, tienes el derecho de hacer lo que quieras: vender los derechos de una canción para su uso en películas, series, comerciales, algún videojuego, poder hacer un remix de la canción, añadirla en alguna compilación, recibes las ganancias principales de las ventas, servicios de streaming, en si, tienes la ganancia principal de todo ingreso que genere el producto del cual tienes el master porque tú eres dueño de la grabación máster, de la cual se harán copias, tú eres el dueño de la grabación por lo cual eres propietario de sus derechos.

El ser dueño de estos ha generado mucha controversia, ejemplo es Kanye West al tratar de comprar los suyos de también, Universal Music Group, quien adquirió la discografía de Yeezy al comprar a Roc-A-Fella.

Taylor Swift fue otra víctima de la venta de sus masters, ella pensó en una buena estrategia para generar nuevas ganancias de proyectos pasados y ser dueña de sus masters y era regrabar cada canción, pero esto es casi imposible debido al tiempo y esfuerzo que genera para un artista con un catálogo tan extenso como el de la gigante del pop.

También te podría interesar:

Kanye West creará nueva ciudad futurista

Casanova se enfrenta a cadena perpetua por Delincuencia Organizada


245 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 por RYRNA.