• Jesus Pacheco

Reseña: A Written Testimony de Jay Electronica

Incluso en este punto, una broma acerca de que el mundo está llegando a su fin como para que Jay Electronica finalmente publique su álbum debut parece trillado. Sin embargo, aquí estamos, con la sociedad global al borde del colapso, finalmente pudimos disfrutar de A Written Testimony, un álbum ha sido retrasado por 12 años de un artista que supuestamente iba a cambiar el panorama del hip-hop para siempre. Y presenta amplias apariciones de uno de los artistas que ayudaron a dar forma al hip-hop desde finales de los 90s hasta la década de los 2010s, Shawn "JAY-Z" Carter. Estos son tiempos realmente interesantes.


Elpadaro F. Electronica Allah, alias Jay Electronica, apareció por primera vez en la escena en 2007 a través de su página de música MySpace, Inicialmente, no se sabía mucho sobre él, excepto que nació y creció en Nueva Orleans, se mudó a Atlanta y luego comenzó a residir en la ciudad de Nueva York.

En aquel entonces, Jay Electronica aparentemente estaba grabando un álbum titulado Act II: Patents of Nobility. Es difícil describir el ruido que estaba generando a fines de los años 2000. Tenía un flow suave pero complejo, poseía un don para las metáforas e irradiaba el tipo de energía similar a Big Daddy Kane y Rakim. Tenía un potencial aparentemente ilimitado.


Y cuando los años 2000 llegaron a su fin, estaba levantando aun mas la expectativa con un espectacular par de singles, "Exhibit A" y "Exhibit C", ambos producidos por Just Blaze, un productor con el que parecía compartir una química especial. Durante este período, Jay Electronica parecía estar conectado a todo, listo para explotar. Produjo (y posiblemente escribió) para Nas en Untitled (2008), filmó un comercial para Mountain Dew y estaba vinculado, romántica y espiritualmente con Erykah Badu. Después de que "Exhibit C" saliera en diciembre del 2009, Jay prometió que Act II sería lanzado el día de Navidad. Aunque ese día llegó y se fue sin álbum, la expectativa se mantuvo.

Entonces, siguió adelante, grabando música con Curren$y, Mos Def, Ski Beatz, The Game, Mobb Deep y Diddy. Hubo una guerra de ofertas por sus servicios en un intento de ficharlo por un sello importante pero finalmente, JAY-Z y Roc Nation ganaron, y parecía que iba a convertirse en uno de los artistas principales del proyecto multimedia de S. Carter.


Pero después de firmar con Roc Nation, las cosas comenzaron a ponerse realmente difíciles. Jay prometió repetidamente, a través de Twitter, que el álbum se completó, pero nunca lanzó un proyecto. Lanzó un tracklist para Act II, pero ningún álbum parecía próximo. Hubo rumores de que JAY-Z estaba retrasando el proyecto porque no había un single comercializable. De vez en cuando, Jay Elec soltaba una que otra canción a través de Twitter. Mientras tanto, grabó colaboraciones con personas como Sa-Ra Creative Partners, Talib Kweli, Mac Miller, Chance the Rapper y Big Sean. Este último fue en "Control", mejor recordado por el verso ultra confrontacional de Kendrick Lamar.


Y luego, a principios de febrero del 2020, después de años de silencio, Jay Electronica tuiteó el mensaje "40 días", sonando el bombo nuevamente a toda marcha. Fragmentos, imágenes y tracklist (en árabe) comenzaron a filtrarse. Reveló que había grabado este nuevo álbum, A Written Testimony, durante un período de 40 días, comenzando el día después de Navidad, y que lo lanzaría 40 días después. Luego se reveló que el álbum fue grabado junto a JAY-Z, que aparecería en casi todas las canciones. No estaba claro cuánto de este álbum alguna vez fue destinado a ser Act II, o cuánto fue escrito y grabado como parte de un proyecto completamente nuevo. Todo lo que importaba es que la espera había terminado.


Independientemente de cómo llegamos aquí, estamos aquí, en un mundo radicalmente diferente de lo que era en 2009. La industria de la música es esencialmente irreconocible de lo que era hace más de una década.

Por otro lado, el momento realmente parece correcto para A Written Testimony, un álbum lleno de imágenes religiosas y futurismo. Y Jay Electronica tiene una audiencia principalmente cautiva, construida a partir de personas que se refugian en lugares, en busca de un escape de la confusión y la incertidumbre.

El resultado, sinceramente, es bastante bueno. Las habilidades de Jay Electronica no han perdido brillo durante su tiempo de inactividad. Y JAY-Z, un veterano en la creación de este tipo de álbumes en colaboración (ejemplo: R. Kelly, Kanye West y Beyoncé), también sostiene su parte final, ya sea que esté soltando un verso y solo proporcionando un coro, agrega lo suficiente a cada canción que aparece, ambos Intercambian versos épicos en un estilo inevitablemente similar al de Raekwon y Ghostface Killah en Only Built 4 Cuban Linx.

La producción del álbum esta manejada principalmente por el propio Jay Electronica, pero también incluye contribuciones de algunos de los mejores beatmakers que están trabajando actualmente (pero no Just Blaze), los cuales se adhieren a la psicodelia de Jay Elec.


El álbum comienza con "Ghost of Soulja Slim", evocando el nombre y las imágenes del asesinado rapero de Nueva Orleans que logró el éxito regional y nacional a finales de los 90s y principios de los 2000s. Jigga y Jay Elec lanzan versos potentes, advirtiendo a sus compañeros rivales que están aquí para dominar.

El verso de Jay Electronica está lleno de referencias a la fe islámica y la Nación del Islam, de la cual es miembro. “If it come from me and Hov, consider it Qur’an,” rapea. “If it come from any of those, consider it Harām / The minaret that Jigga built me on the Dome of the Roc / Was crafted, so beautifully, consider this Adhan.”

"The Blinding" es uno de los primeros momentos destacados, con un telón de fondo musical en constante cambio (producido por Swizz Beatz, AraabMUZIK y Hit-Boy) junto con rimas de Jay Elec y Jigga y un coro de Travis Scott.

“Extra, extra, it’s Mr. Headlines, who signed every contract and missed the deadlines, 40 days, 40 nights, tryna live up to the hype.”

"The Neverending Story" es el pico del álbum, una canción producida por The Alchemist con el mejor verso de Electronica en todo el álbum. A través de un beat surrealista y sin batería, llena de guitarras psicodélicas y pianos delicados, Jay Elec detalla su lucha contra los injustos. “Spread love like Kermit the Frog that permeate the fog,” explica, “I'm at war like the Dukes of Hazard against the Bosses of the Hogs.”

"Shiny Suit Theory" fue lanzada por primera vez hace una década, poco después de que Jay Elec firmara con Roc Nation. Como una promesa de resistir la influencia corruptora del comercialismo, encaja bien en el proyecto.

"Flux Capacitor" con una dulce referencia a "Black to the Future" en el título, es un bombardeo agitado y de alta energía que presenta la mejor actuación de Jigga en el álbum. El CEO de Roc Nation explica todo lo que trabaja para lograr con su riqueza, explicando su controvertida asociación con la NFL. Advierte que sigue siendo tan feroz como siempre, rapeando: “You backstabbers gon’ turn me back to the old Jay / He’s not who you wanna see, he’s not as sweet as the old Ye.”


El último tercio de A Written Testimony está dominado por Jay Electronica, con JAY-Z tomando un papel de fondo. "Fruits of the Spirit", producida por No I.D., es un corte en solitario de Jay Elec de un minuto y medio, que lo presenta con “snap[ping] on the track fingers of Thanos”, tejiendo referencias bíblicas y relatando los tiempos difíciles que estamos viviendo. "My people out in Flint still bathing in the slaughter,” rapea. “ICE out here ripping families apart at the border.” 


Jay se vuelve realmente expansivo en "Ezekiel's Wheel", una epopeya autoproducida de casi siete minutos. La canción es la entrada más espacial del álbum, con Jay viajando por todo el cosmos, pero regresando a la Tierra para hacer referencia al libro El alquimista de Paulo Coelho, y proclamar su eterno fanatismo a Michael Jackson. Se describe a sí mismo como un Jedi sagrado, rapeando: , “Jay Cirque du Soleilica / I started on Tatooine but now I'm way out in Dagobah / Mastered the force, made my saber, I'm in the light now / It's the hour of chaos, the black steel is on me right now.”

El álbum termina con la melancólica "A.P.I.D.T.A" (“All Praises is Due To Allah”), una dedicación melancólica a amigos fallecidos, según se informa, grabada poco después de la repentina muerte de la leyenda de la NBA, Kobe Bryant y su hija. Jay Electronica reflexiona sobre amigos y familiares fallecidos, lamentando su pérdida y buscando consuelo espiritual de un poder superior usando la canción de Khruangbin "A Hymn" como guía de respaldo.

El coro de Jigga es especialmente elocuente, ya que reflexiona sobre “texts on my phone that'll never ping again. I screenshot ’em so I got ’em, I don’t want this thing to end.”

El verdadero tesoro del álbum, pero también una canción extremadamente sombría para cerrar el debut de Electronica.

A Written Testimony no es el álbum transformador de Jay Electronica con el que tantos hip hop heads habían estado soñando durante más de una década.

Por lo tanto, todos vamos a tener que "conformarnos" con un álbum muy bueno con letras increíbles de Jay Elec y Jigga, así como una producción interesante. Es uno de los mejores álbumes del año, y al menos establece que Jay Electronica sigue siendo un artista interesante con algo que decir y que JAY-Z todavía puede rapear a la par con uno de los más talentosos del mercado.

A Written Testimony deja ganas de escuchar más de lo que Jay Electronica tiene para ofrecer, esperamos que no tengamos que esperar otra década u otro colapso social para que podamos escuchar otro álbum de él, ¿valió la pena esperar? Seguro que lo fue.

52 vistas

©2020 por RYRNA.