• Jesus Pacheco

Reseña: Be de Common


Tan cliché como suena, a veces incluso los artistas más talentosos necesitan volver a sus raíces para encontrarse a sí mismos. Tal es el caso con Lonnie "Common" Lynn, Jr. cuando lanzó su sexto álbum, "Be".

Mientras que Common tomó la ruta experimental en algunos de proyectos anteriores, con Be, trajo las cosas de vuelta a sus raíces y lanzó uno de los mejores álbumes de su carrera.


Be fue visto como un regreso después del divisivo Electric Circus, donde una vez más el rapero se unió con los Soulquarians para crear una mezcla innovadora de rap, neo-soul y rock. Sin embargo, el álbum fue visto un poco extraño por algunos fans y críticos, ademas de ser considerado una decepción comercial.

Mucho le sucedió a Common en los dos años y medio entre Electric Circus y Be .

Terminó su relación con la ícono del neo-soul Erykah Badu, quien había sido una gran influencia en su carrera desde que se habían unido. Otro evento que cambió de forma notable la trayectoria de su carrera musical fue unirse al entonces ascendente Kanye West.

En ese entonces, West Todavía estaba disfrutando del resplandor de The College Dropout y su condición de uno de los productores favoritos en el hip-hop. El compañero nativo de Chicago había conocido a Common durante años y consideraba a su frecuente productor/colaborador No I.D. como su mentor. West acababa de lanzar su sello GOOD Music y firmó a Common como uno de los primeros artistas en su lista.

Kanye West fue esencial para el éxito de Be, encargándose de la producción ejecutiva del proyecto y produciendo la mayoría de los beats, creando un sonido unificado, mezclando soul y jazz y su famoso "chipmunk soul", ocasionalmente usando algunos instrumentos en vivo. También es una presencia vocal frecuente en el álbum, rima en algunas canciones, algunos coros e improvisaciones en otras. En general, ayudo a Common a mantener un enfoque básico que hace que el álbum funcione tan bien. 


El primer indicio del sabor del álbum se produjo durante la presentación de "The Food" en Chappelle's Show en 2004, mucho más de un año antes de que Be fuera lanzado. La canción ejemplificó lo que se convertiría en la estética del album, con Common lanzando rimas reflexivas sobre un sólido loop de piano. Esta versión en vivo finalmente apareció en el álbum, logrando capturar la energía del espectáculo.


"Be" abre con una intro espectacular, poniendo el tono para el resto del álbum. Con un solo verso, Common cuenta las historias de una población ignorada por el sistema. Camina por las calles de Chicago como “the chosen one from the land of the frozen sun / Where drunk nights get remembered more than sober ones / Walk like warriors, we were never told to run / Explored the world to return to where my soul begun” . La introducción también enmarca a Chicago como el "personaje" central de Be, convirtiendo al proyecto en una carta de amor a la ciudad de su nacimiento y a su población como cualquiera de sus lanzamientos.


En "The Corner", el primer single del álbum, Common captura las imágenes, los sonidos y las sensaciones de las personas que pueblan los vecindarios en el lado sur de Chicago. Él muestra cómo el entorno da forma a su comportamiento, representando la mentalidad prevaleciente en un lugar donde "struggle and greed fight / We write songs about wrong ‘cause it’s hard to see right.”. Common también recluta a los venerables Last Poets, mejor conocidos por sus obras maestras poéticas a finales de los años 60s y 70s, que contribuyen con pasajes de palabras habladas a lo largo de la canción.


"Real People" está en una línea similar a "The Corner", ya que Common narra la vida de los residentes del centro de la ciudad que luchan contra el racismo institucional. Dirigiéndose a los desesperados esfuerzos por mantener la esperanza, rapeando “We want decent homes / So dreams we say out loud like speakerphones just to keep ’em on / It’s like a colored song that keep keeping on / I guess knowing I’m weak is when I'm really being strong”.

Kanye West construye la canción utilizando grandes fragmentos de "Sweet Children" de Caesar Frazier.


"GO!" Es un cambio de ritmo para Common. Él detalla su relación turbulenta y sus extrañas escapadas con una mujer sexualmente liberada pero sin ponerse gráfica. La canción está cargada de insinuaciones explícitas, ya que cuenta de citas salvajes en el baño de un club. Es uno de los tracks mejor producidos en el álbum, ya que West manipula expertamente una sample de piano de "Old Smokey" de Linda Lewis. La canción se ve reforzada por las voces de John Mayer y los scratches de A-Trak.


"Love Is", el primero de dos temas producidos por la legendaria J Dilla, presenta la producción más exuberante del album, repleta de teclas brillantes y samples de voces de "God Is Love" de Marvin Gaye. La canción demuestra la madurez lírica de Common, mientras explora cómo las personas que crecieron en los barrios más rudos de los Estados Unidos aprenden a interpretar y expresar el amor a lo largo de sus vidas. 


"Chi-City" le da a Common la oportunidad de canalizar un "rap de supervivencia de b-boy" que ha sido durante mucho tiempo su acción y comercio. El track de alta energía es una de las mejores del álbum, ya que afirma que se está haciendo cargo, derribando a los pretendientes al trono. “Too many rape the culture,” critica, “Leave rappers with careers and they faith over / It’s a war going on, you can’t fake being a soldier.”


Common habla de sus criticas en "They Say". Contemplando cómo algunos fans y los expertos de los medios han juzgado el crecimiento de su carrera, reconociendo que ya ha sido "resucitado" dos veces y que muchas personas no eran fanáticas de su aspecto de "pantalones de ganchillo y suéter" de principios de los 2000. Reconoce que ha aprendido a través de sus experiencias, rapeando, Played chess in this game of, pawns and knights / Now I claim ‘King’ like Don or Frank White.” Las versiones anteriores de la canción presentaban un verso del miembro honorario de A Tribe Called Quest y compañero de GOOD Music, Consequence, pero su verso fue eliminado a favor del verso de Kanye.


Be finaliza con "It's Your World", producido por Dilla, un perfecto complemento para el proyecto. Es una dedicación sincera sobre hacer realidad los sueños frente a la adversidad. Common se vuelve profundamente personal, describiendo su educación en Chicago y los muchos tropiezos y contratiempos que enfrentó. Pero a pesar de muchas de las heridas autoinfligidas, sigue siendo optimista, sabiendo que podrá alcanzar su potencial. La honestidad y la narración vívida de Common hacen que los sentimientos sean sinceros e inspiradores sin llegar a ser cursi.


Be es el álbum comercialmente más exitoso de Common, moviendo más de 800,000 unidades y probablemente tampoco haya lanzado un álbum mejor desde entonces. Ha publicado algunos álbumes bastantes sólidos en los años siguientes, incluyendo The Dream, The Believer (2011), Nobody's Smiling (2014) y Black America Again (2016), pero Be sigue siendo difícil de superar.


En estos días, Common está poniendo mucha de su energía en otras áreas más allá de su carrera discográfica. Tiene una carrera cinematográfica establecida y publicó su autobiografía Let Love Have the Last Word: A Memoir en el 2019.

Si bien Common se ha convertido en uno de los raperos más respetados del planeta, es fácil extrañar los días en que relataba las vidas de los residentes olvidados del lado sur o criticaba a los falsos raperos diciendo "You spit hot garbage, son of Sanford". Incluso si esos días nunca regresan, Be demostró que Common estaba en su mejor momento cuando Chicago estaba en su mente.

23 vistas

©2020 por RYRNA.