• sagaxplot

Reseña: Mr. Morale & The Big Steppers de Kendrick Lamar



Tuvieron que pasar nada más y nada menos que 1855 días para el regreso del mejor artista de nuestra generación: un rapero de Compton que después de 4 álbumes de estudio ya no tiene nada que demostrarle al mundo. Sin embargo, en “Mr. Morale & The Big Steppers” parece que quiere demostrarse a sí mismo quién es a través del análisis psicológico de sus experiencias, en especial los traumas que se arraigaron en su juventud y que tuvieron consecuencias casi devastadoras más tarde en su vida. K.dot ya no parece hablar con el exterior, sino que después de haber explorado los rincones más diversos comienza un arduo camino que sabe que es el único por el que puede andar un hombre con sus aspiraciones: el camino interior, el verdadero autoconocimiento. Aunque los dilemas éticos son una temática constante de Kendrick, ésta es la ocasión en la que los plantea desde una perspectiva más personal, incluso que "DAMN." y aunque en este último rapea desde su individualidad, en “Mr. Morale & The Big Steppers” hace un análisis más severo, profundo y universal.


“I hope you find some peace of mind in this lifetime” dice en United in Grief, siendo las primeras líneas de un álbum que el rapero destinó a eso mismo: encontrar paz mental y buscar la redención no en la venganza sino en el perdón, a través de una terapia tan poderosa cómo lo es el arte. Kendrick menciona en varias ocasiones que está buscando ayuda con un psicólogo y comienza a cuestionar el verdadero valor de todo lo que ha venido con la fama, en especial la riqueza, las posesiones, las experiencias del estilo de vida que probablemente mucha gente le envidia. Las últimas líneas “I grieve different, everybody grieves different” contrastan con el título de la canción, y una interpretación plausible es que el rapero quiso ejemplificar cómo a pesar de que nuestros problemas y nuestra manera de abordarlos sea diferente con respecto a los demás, todos estamos, de alguna manera, en el mismo camino de superación. Todos tenemos traumas y tragedias con los que lidiamos, Kendrick nos dice que tal vez ese dolor puede ser una fuente de unión.


N95, el sencillo del álbum que ya tiene su video oficial, es un beat agresivo con tintes de drill en el que Kendrick satíricamente enlista objetos e ideas que son consideradas valiosas, incluso se consideran ya cómo parte de nosotros, para luego cuestionarnos: si desaparecieran, ¿qué quedaría? Reflexiona hasta qué punto estas obsesiones superficiales nos definen, y de alguna manera nos afectan negativamente porque la expresión de nuestra personalidad ya no puede existir sin el concurso de nuestras posesiones. ¿Somos lo que poseemos? Kendrick nos dice que no.


“Take off the fake deep, take off the fake woke

Take off the i’m broke, I care

Take off the gossip

Take off the new logic that if I’m rich, I’m rare

Take off the Chanel, take off the dolce

Take off the Birkin bag

Take all designer bullshit off, and what do you have?”



Más adelante sus críticas se acentúan aún más en la cultura del entretenimiento, una cultura que nos ha vuelto seres obsesionados con el placer y el ocio, vulnerables a las opiniones de los demás, destruyendo las relaciones interpersonales al punto de que nuestras vidas giran en torno al “chisme” y a prácticas intolerantes como la “cultura de la cancelación”. Llama a aquellos que están buscando la liberación de su grupo unos hipócritas, puesto que no piensan en el bienestar de todos, sino que sólo ven por el bienestar de los que son como ellos, y este tema Kendrick lo tocará a lo largo del álbum.


“You entertain the mediocre, need to stop it

You entertaining old friends when they toxic

What’s your life like? Bullshit and gossip”


Worldwide Steppers puede ser el tema más abrasivo del álbum, instrumentalmente y líricamente, en dónde Kendrick, entre otras cosas, nos cuenta cómo tuvo un bloqueo creativo de 2 años hasta que, a través de la purificación que tuvo alejándose de los medios, se dió cuenta de que era la voz de Dios que hablaba a través de su música y pudo escribir de nuevo. Esta iluminación le hizo reinterpretar la creación y las fuerzas que la constituyen, perfectamente expresado con los versos “Yesterday I prayed to the flowers and trees, gratification to the powers that be”. Enseguida comienza otra vez con las críticas: a sí mismo al referirse como racista por el hecho de lo que sentía al entablar relaciones sexuales con mujeres blancas, hasta el extremo de sentir que estaba vengando a sus antepasados, y a la sociedad al atacar el pensamiento intolerante que domina a las masas, convirtiendo a todos en zombies que actúan en contra de, y son capaces de destruir, quién no piense o actúe de manera políticamente correcta o bajo el yugo del contrato social imperante. También menciona sutilmente el daño que tienen las ideas de la iglesia y la escuela para la juventud afroamericana.


“Objectified so many bitches, i killed they confidence

The media is the new religion, you killed the consciousness

Your jealousy is way too pretentious, you killed accomplishments

Niggas killed freedom of speech, everyone sensitive

If your fuck around and leak, might as well send your will.”


Die Hard, posiblemente la canción más digerible o con un sonido más adecuado para la radio, gira en torno a las complicaciones en cuestión de honestidad y fidelidad en una relación amorosa. Kendrick sabe que para cultivar amor y respeto con quienes lo rodean bien que sanar y dejar atrás los fantasmas que lo han perseguido y llevado a cometer errores. Sabe que a pesar del dolor y las complicaciones, la vida y el mundo sigue valiendo la pena para él.


"I get emotional about life

The lost ones keepin' me up at night

The world be reminding me it's danger

I'll still risk it all for a stranger"


El disco progresa y Kendrick también avanza en el análisis de sus experiencias, y en Father Time, como su nombre lo indica, hace un análisis de las relaciones con su padre, en específico los daddy issues que generó creciendo a su lado. La presión que le imponían para ser un "hombre" que no desmuestra sus emociones y las complicaciones que esto le trajo a K. dot al ser este una persona sensible. El coro de la canción es una colaboración con Sampha, cantante británico muy respetado que ha trabajado con los mejores artistas del género pero que sin embargo quedó a deber en esta ocasión. Su parte se escucha floja, sin mucha emoción al compararla con sus versos en Saint Pablo de Kanye West o Too Much de Drake.


En Rich (Interlude) aparece cómo protagonista una de las grandes sorpresas del álbum, Kodak Black, quien discursivamente nos cuenta las experiencias que ha tenido tanto dentro del mundo del narcotráfico como del mundo del rápido, y que a pesar de las circunstancias, las críticas y las adversidades, pudo superarse y convertirse en quién es: un artista cuestionado, siendo esta quizá la razón por la que Kendrick lo invitó a su proyecto, pero que está colaborando con él en el álbum más importante del año.


"Gotta come from something', gotta come from nothin'

We ain't seen this coming', nigga, it's more than a blessin'

What you doin' with Kendrick?

What you doin' with a legend?


We Cry Together es, sin duda, uno de los momentos más interesantes del álbum. Bajo la producción tenebrosa de The Alchemist, Kendrick se embarca en una discusión de pareja con Taylour Paige. Las palabras se vuelven cada vez más despectivas, dónde cada uno ataca sin piedad el orgullo de su pareja, poniendo sobre la mesa temáticas controversiales cómo la violencia verbal, el feminismo y las relaciones de poder que inevitablemente se generan en una relación romántica. La mujer hace referencia a la actitud generalmente opresiva que tienen los hombres hacia aquellas, y Kendrick, en su papel del hombre de la relación, menciona la hipocresía que ve en las mujeres que se quejan del dominio varonil pero que aún así perjudican a otras mujeres porque al final están tan controladas por la ideología machista como cualquier hombre:


“Said, i’m tired of these emotional-ass, ungrateful-ass bitches

Fake innocent, fake feminism, stop pretendin’

Your sentiments ain’t realer than what you defendin'”


Interpretamos esta canción como una crítica al egoísmo con el que nos enfrascamos en una relación sentimental, obsesionados con lo que sentimos como individuos, hecho que nos excluye de poder experimentar una relación sana en dónde ambas partes basen sus palabras y decisiones en un bien común.


Purple Hearts, pieza final del primer disco del álbum, es otra canción con sonido comercial cargada de percusiones y sintetizadores en las que se unen Summer Walker y Ghostface Killah para conversar sobre espiritualidad, amor, drogas, relaciones, y una variedad amplia de temáticas. El título hace alusión tanto a la condecoración que reciben los soldados estadounidenses al ser heridos durante su servicio, así como al purple lean, bebida preparada con codeína y refresco.


El segundo disco del álbum doble comienza con Count Me Out, en la cual reflexiona sobre sí mismo, las características de su persona y la manera que debe proteger su alma del exterior esforzándose en volverse una mejor persona, pero sobre todo, la manera en la que debe aceptarse a sí mismo, con sus errores y conquistas: "This is me and i'm blessed". Prosigue con Crown, dónde hace una reflexión parecida en dónde contrasta vivamente su éxito y felicidad exterior con la angustia y dolor que siente por dentro. "I can't please everybody" canta con un nudo en la garganta, percatándose de la presión que tiene por parte de la industria, su disquera, sus fanáticos y hasta sus relaciones más cercanas. Estas 2 canciones son de los momentos más flojos del proyecto ya que las ideas de K. dot no logran impactar de una manera tan profunda cómo en otras partes de "Mr. Morale".


En Savior toma conciencia del papel que tienen ciertas personas, como él, a causa de la gran influencia sobre toda la gente que escucha su música.


“Kendrick made you think about it, but he’s not your savior

Cole made you feel empowered, but he’s not your savior

Future said, “Get a money counter”, but he’s not your savior”


Enseguida vuelve a criticar lo políticamente correcto y la dificultad que tiene la gente de expresarse debido al miedo a ser cancelados. Además de denunciar cómo la conciencia colectiva no es más que una repetición de calamidades e ideas erróneas que no nos aportan nada significativo como sociedad. Kendrick nos aconseja no escuchar a nadie, ni los discursos que nos bombardean a través de los medios y nuestras relaciones interpersonales, en cambio, nos pide ser independientes, no buscar un salvador ni un héroe que resuelva nuestros problemas más que en nuestra propia voluntad. Mientras él estará protegiendo su alma en el valle del silencio.


Uno de los puntos más destacados líricamente lo encontramos en Auntie Diaries, una canción controversial en la que por primera vez Kendrick nos habla sobre la identidad de género, la inclusión y la homofobia. Aquí nos cuenta la historia de su tía, una mujer travesti muy cercana al rapero que tuvo una gran influencia en él, siendo la primera persona que vió escribiendo versos de rap. Narra las dificultades que atravesaba por ser libre de ser quién es: malos tratos de su familia, burlas de sus compañeros de escuela y en general un rechazo homofóbico causado por la irrupción de los convencionamientos sociales. Kendrick reconoce este tipo de odio como una forma de envidia, dado que en general su tía tenía más que sus tíos varones (más mujeres, más dinero, más poder) y el hecho de que una persona “así” fuera superior a ellos, les causaba un remordimiento que se traducía en violencia verbal. Otra fuente de la homofobia que identifica en sí mismo y en los que lo rodean (“Faggot, faggot, faggot”) surgía a causa de la ignorancia en la que se les educó (“we ain’t know no better”). Estas entonces son las ideas centrales de la canción, que nos recuerdan a una frase de Nietzsche: “La forma más segura de corromper a la juventud, es instruirlos a que tengan en mayor estima a los que piensan igual a los que piensan de manera diferente.”


“I said Mr. Preacher Man, should we love thy neighbor?

The laws of the land or the heart, what’s greater?”


Versos que nos explican cómo la ley, las tradiciones y los estereotipos son, en la mayoría de los casos, limitantes para la personalidad de una persona, y su consecuencia es una lucha interminable entre lo que queremos ser o hacer, y lo que quieren que seamos o hagamos. El primer campo de batalla de esta guerra entre “the laws of the land” y “the laws of the heart” es nuestra propia familia, la unidad básica de la sociedad encargada de moldearnos dentro de lo socialmente aceptado a través de la educación. Después esa lucha se traslada a nuestras relaciones interpersonales, en la escuela, en el trabajo, en la iglesia; y de ésta última, Kendrick identifica la gran contradicción que posee al predicar los ideales cristianos de “amar al prójimo” pero al mismo tiempo rechazando a miembros de su comunidad por no personificar su “ideal” a pesar de que pueden llegar a tener más fé y espiritualidad que un miembro “deseable”.


Mr. Morale, la canción homónima del álbum, se encuentra en el centro de las dos canciones más emocionales del álbum, con las que contrasta fuertemente a través de un beat y un flow

con mucha intensidad. Líricamente se podría considerar optimista, ya que Kendrick celebra su crecimiento personal, aplaude su decisión de transformarse sanando y además el poder creativo que identifica dentro de sí.


"Transformation, I must had a thousand lives

And like three thousand wives.

You should know that I'm slightly off

Fightin' off demons that been outside.

Better known as myself, I'm a demigod

Every thought is creative, sometimes I'm afraid of my open mind"


Mother I Sober es probablemente el centro gravitacional del álbum, en el que Kendrick abre de par en par la puerta de su alma y nos cuenta un desafortunado evento de su infancia en el que su familia sospechaba que había sufrido de abuso sexual debido a la historia familiar. La canción se desenvuelve mientras el rapero nos cuenta todas las consecuencias post-traumáticas de esa situación que nunca trató pero que más tarde en su vida resurgió, afectando de muchas maneras. Inseguridad, desconfianza, ansiedad, adicción al sexo y muchos otros efectos son los que Kendrick menciona como efectos de haber tomado conciencia del abuso a tan temprana edad. Al enterarse de que su madre había sufrido abuso en Chicago, se dió cuenta la razón por la que siempre trató de protegerlo, y mostraba incredulidad al preguntarle a Kendrick si lo habían abusado, a pesar de que él siempre decía que no.


“So I set free our children, may good karma keep them with God

So I set free the hearts filled with hatred, keep our bodies sacred

As I set free all you abusers, this is transformation.

You did it, i’m proud of you

You broke a generational curse.”


Y así redime Kendrick al individuo que actuó mal, viendo la situación desde una perspectiva más amplia, identificando cómo este problema que es la violencia sexual ha sido arrastrado por la sociedad a través de las generaciones y que absolutamente todos somos para ser culpados del caso particular. La maldición generacional la rompe aquel que perdona, aquel que saca del corazón su odio, aquel que no confunde venganza con justicia y que finalmente, se transforma.


Mirror concluye el álbum sorpresivamente optimista, rechazando el mundo, o mejor dicho sacrificándolo, con la meta de no perderse a sí mismo. ¿Yo o la cultura? se pregunta Kendrick después de serias reflexiones para llegar a una conclusión muy importante para su vida y su futuro como artista:


“I choose me, im sorry”


Kendrick lo llevó lejos, ya que además de buscar redención para su alma, buscó redención para la humanidad en general, o por lo menos le mostró el camino. Una humanidad que en la actualidad está ahogada en sus vicios, en sus mediocridades, en sus hipocresías de con una mano construir el progreso colectivo y con la otra mano aplastar al individuo hasta corromperlo. Sin embargo, Kendrick sabe que no es nuestro salvador, que nadie es nuestro salvador. Si queremos salvarnos tenemos que empezar a cambiar nosotros mismos, a liberarnos de las cadenas impuestas, de las ideas que no son nuestras, del odio y resentimiento que generaciones de hombres y mujeres han cargado sobre nosotros. El cambio, la transformación, están ahí, al alcance de nuestras manos. Sólo tenemos que esforzarnos, cuestionar nuestros actos, crecer moral y espiritualmente para así dar el gran paso hacia la sociedad que todos queremos. El proyecto de Dios. El paraíso en la Tierra: ahí dónde todos somos hermanos. Aunque musicalmente, "Mr. Morale & The Big Steppers" tiene momentos flojos dónde parece que las ideas de Kendrick no terminaron de cuajar o realmente no consiguen un atractivo sonoro al cual nos tiene acostumbrado, líricamente nos muestra un rapero mucho más maduro, empapándose de cuestionamientos existenciales y sociales que hacen que su nuevo álbum sea único en su trayectoria, y creemos que marcará un antes y después especialmente en las temáticas y la manera de abordarlas. El tiempo dirá cómo se desarrolla esta etapa.


Canciones favoritas: United in Grief, N95, Worldwide Steppers, Rich (Interlude), Cry Together, Count Me Out, Savior, Auntie Diaries, Mother I Sober, Mirror.


"Oh, you worried bout a critic that ain't protocole" / 10