• Nicolas Quidel

Reseña: The Album de Teyana Taylor.


Teyana recupera el control de su arte y vuelve con más fuerza a través de un extenso y complejo álbum, que re-adapta hábilmente el R&B clásico y representa ferozmente la gran personalidad que ha tejido a lo largo de los años. Una celebración familiar y una declaración de amor propio, es lo que es ‘The Album’, su tercer disco.


Lanzado el 19 de junio del presente año, celebrando la emancipación de la esclavitud de 1865, pone a Teyana en el ojo del huracán sin interrupciones ni restricciones de longitud, otorgando a los oyentes acceso a sus percepciones sinceras de la feminidad.


En ‘VII’, su primer álbum, con un suave y encantador R&B, Taylor sentó las bases de lo que es ‘The Album’. Ahora, sin embargo, ella está más segura de sí misma, sincerándose compartiendo experiencias de sus relaciones. En los seis años transcurridos entre estos dos trabajos, ocurrió mucho en la vida de Teyana, se convirtió en madre, se casó con el jugador de baloncesto Iman Shumpert y adquirió negocios, incluido su salón de manicura JunieBee en Harlem. Algo que sin dudad influyó y cambio completamente en su vida.


Con 23 canciones, The Album es mucho más largo que KTSE, su anterior álbum, e infinitamente más complejo. Este, es el proyecto que siempre tuvo la intención de hacer, donde, comparado a su anterior trabajo, no cuenta con la presencia de Kanye West, aquí opta por ritmos diferentes de gente como Cardiak, Ayo N Keyz y NOVA Wav, productores prolíficos, pero no del todo transgresores, cuyos sonidos contemporáneos de R&B son la base de la tremenda capacidad vocal de Taylor, una voz profunda y áspera, la fuente, que fluye en un amplio rango de sonidos.


El disco es un viaje de mucho sentimiento, delicadamente separados por temáticas y emociones diferente, pero que se unen en una misma emisora, Teyana. Recientemente le dijo a Apple Music que 'The Album' es una especie de acrónimo, donde cada letra tiene un significado: A es Amor, L Sexualidad, B Autoestima, U Vulnerabilidad y M es Triunfo.


Studio A

El álbum comienza con una "Introducción" que reproduce una grabación de ella dando a luz a su pequeña hija mientras su esposo Iman Shumpert llama ansiosamente a un operador para que lo ayude. La canción establece los temas de crecimiento personal, felicidad matrimonial del álbum, así como fantasías eróticas.


Continua con 'Come Back To Me', probablemente una de las canciones más antiguas del álbum, ya que fue grabada en la producción de 'VII', hace seis años atrás. Cuenta con una pequeña participación de su hija Junie y versos potentes del gran Rick Ross. 'Wake Up Love', en compañía de su esposo, donde a modo de conversación, relatan y viven su historia de amor.


'Lowkey', una asociación con la primera dama de Neo-Soul, Erykah Badu, en cierto modo, esta canción es un homenaje a Next Lifetime de Badu. La canción original habla de una mujer que está en una relación pero tiene sentimientos por otro hombre. La primera parte del álbum termina con 'Let’s Build', junto a Quavo, donde trabajan muy bien juntos, mencionando y narrando la construcción de un amor verdadero.


Studio L


La segunda etapa del álbum, tiene una introspectiva mas sexual, con una lírica mas explicita y directa que la anterior. Comienza con '1800-One-Night', producida por DJ Camper, donde Taylor enfatiza el consentimiento mutuo del deseo compartido de una pareja. Continua con 'Morning', junto a Kehlani, una colaboración humeante que detalla una relación sexual entre dos mujeres.


'Boomin', en compañía de Missy Elliott & Future, con la producción de Timbaland. '69' con una lírica juguetona, llena de referencia hacia una famosa posición sexual. Finaliza esta parte con 'Killa', junto a Davido, un éxito asegurado de Afrobeats, donde vemos a Teyana profundizar en sus raíces, dándonos un ritmo africano con elementos de hip-hop modernos apagados.

Studio B

Tercera parte del álbum, una parte mucho más honesta, con temas que incitan el aprecio y la consideración por uno mismo. Comienza con 'Bad', una canción audaz, de superación, donde Teyana transmite que puedes ser una chica mala, sin importar lo que te digan, sin importar lo que alguien te haya hecho pasar, sin importar por qué angustia hayas pasado. Teyana menciona; "Creo que todas las chicas pasan por esa etapa en la que son super inocentes, aman a alguien y la persona se aprovecha y te pone en una bolsa diferente para mejor".


Sigue con 'Wrong Bitch', donde canta sobre la misma temática ya mencionada. 'Shoot It Up', junto a Big Sean, donde relatan una discusión amorosa. Y finaliza con 'Bare Wit Me', un éxito en toda regla, donde Tey muestra su lado más vulnerable.

Studio U

Cuarta parte del disco, una etapa que aborda la vulnerabilidad. Comienza con 'Lose Each Other', posiblemente una de las únicas baladas del disco, donde Teyana reflexiona sobre el termino de una relación y sus consecuencias, que no siempre tienen que ser negativas. Continua con 'Concrete', una canción que refleja la confusión, una canción perfecta donde no sabemos que pasa, una canción que dice "¿Qué pasa?¿Que estamos haciendo? Venga".


'Still', una canción melancólica, que trata lo que esta pasando en los Estados Unidos actualmente, y por que no, en gran parte del mundo. Teyana menciona; "Se trata de ser negro en Estados Unidos y todo lo que estamos pasando. Estamos constantemente llorando por amor, estamos constantemente llorando por esperanza, estamos constantemente llorando por la paz". Finaliza la etapa con 'Ever Ever', un track de desamor, el tipico momento de "Perdernos el uno del otro", cuestionarse cosas como "Piensas alguna vez en mi?".

Studio M

Ultima etapa del disco. Comienza con 'Try Again', un track que trata el deseo de reconciliarse, de la preocupación por un amor pasado, de arrepentirse de cosas y quizás intentarlo de nuevo. Continua con 'Friends', donde recuerda errores del pasado. 'How You Want It?', junto a King Combs, la típica canción sexual con toques de R&B suaves, que a veces suena un poco repetitiva.


'Made It', una linda canción de satisfacción, llena de felicidad, que busca transmitir y apoyar ese momento de "Lo hemos logrado". Finalmente el disco termina con 'We Got Love', un track donde abunda el amor, con la compañía de la legendaria Lauryn Hill, que recita un párrafo lleno de amor propio y valor.

Teyana Taylor finalmente ha entregado un disco que rasca muy por debajo de la superficie de su personalidad mientras se prioriza triunfalmente a sí misma, desde su sexualidad hasta sus vulnerabilidades. De hecho, parece que, en 'The Album', sus vulnerabilidades son su mayor fuente de fortaleza y claridad.



48 vistas

©2020 por RYRNA.